Pen Hadow

En una de las reuniones internacionales de Ogilvy Public Relations celebrada en un hotel de Lisboa, me impresionó la visita y exposición de Pen Hadow. Explorador británico que tiene en su curriculum –entre otras proezas- haber sido el primero en atravesar andando en solitario, sin ayudas externas, desde Canadá hasta el Polo Norte: 64 días, 770 kms. Tirando de un trineo de 265 kg de peso. Era el año 2003.

Pero antes de emprender este viaje tuvo que afrontar varios retos.

Lo primero de todo era saber de dónde salir y a dónde quería llegar: trazar la ruta. PLANIFICACIÓN.

Lo segundo era la preparación de un equipo adecuado: la indumentaria precisa para resistir las inclemencias del tiempo, intendencia, material técnico de última generación, etc., siempre controlando el peso pues no contaba con más ayuda que con la suya propia. EQUIPO.

Para emprender esta titánica misión necesitaba recursos económicos, afortunadamente contó con el apoyo de patrocinadores que junto con sus propios recursos hicieron posible abordar todos los gastos. FINANCIACIÓN.

Y lo tercero y tan importante como el resto de cosas: Pen Hadow tenía LA DETERMINACIÓN.

Cuando una persona como Hadow te cuenta los pormenores de esta gesta en persona, dentro de una trabajada exposición, con los materiales reales utilizados en el viaje, planos de la ruta, cuadros y esquemas que explicaban cada uno de los pasos que hicieron posible alcanzar el éxito, el paralelismo con un proyecto empresarial era ineludible.

Han pasado casi diez años y no lo he olvidado.

Para mi esta conferencia ha sido durante años prueba de la eficacia de lo que hoy llamamos storytelling.

share on

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies