EL VOLCÁN
El volcán en su furia destruye, pero en su lugar, deja paso a una tierra nueva, fecunda y rica.
Leer más
LA TORTUGA
No se llega a la cumbre sin haber subido la montaña.
Leer más
VIAJE A ÍTACA
Cuando emprendas tu viaje a Ítaca pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias.
Leer más
EL SALTO
Cuando el clavadista salta no hay agua suficiente, pero sabe que el agua entrará mientras vuela por el aire.
Leer más
LA AVENTURA
Pen Hadow, explorador pionero en cruzar andando desde Canadá hasta el polo norte.
Leer más
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

EL VOLCÁN

El volcán Arenal está situado en Costa Rica, en la provincia de Alajuela. Aunque su última erupción importante tuvo lugar en 1968, es un volcán activo. Aún hoy día es fácil oírle rugir y lanzar al exterior nubes de gases y vapor de agua, con espectaculares coladas de lava al rojo vivo, acompañadas de potente retumbar.

En el lado seguro del cono se encuentra la población de La Fortuna. Localidad en la que nunca pasa nada. El paisaje es árido y seco.

Al otro lado se encontraba la población de Tabacón que en su día la lava sepultó. Hoy día esta ladera en cambio es puro vergel.

El volcán en su furia destruye, pero en su lugar deja paso a una tierra nueva, fecunda y rica.

Esta crisis nos cogió en el lado peligroso y la lava a punto estuvo de sepultarnos a todos.

Pero, como en una singular primavera, como ave Fénix, toca renacer con más fuerza que nunca. Sacudirnos el polvo, germinar y crecer.

LA TORTUGA

La tortuga marina verde, con más de 200kg, vuelve a desovar al mismo punto de la playa en la que nació 30 años después con una precisión de escasos metros. Tras poner más de 100 huevos en un nido bajo tierra vuelve al mar. Al cabo de dos meses empiezan a eclosionar los huevos y las pequeñas tortugas esperan a la noche para llegar hasta el mar. En estos momentos y en los primeros metros en el agua son presa fácil de cangrejos, gaviotas y otros depredadores. Muy pocas son las que sobreviven y llegan a edad adulta.

Los conservacionistas, interesados en que el índice de supervivientes se incrementara tomaron a las tortugas recién salidas del nido y las depositaron en alta mar directamente, con la convicción de que las estaban salvando de muchos peligros y facilitándoles su supervivencia. Sin embargo las tortugas así salvadas no progresaban y muchas de ellas morían. ¿La razón? No habían adquirido los conocimientos que les proporcionaba la aventura de sortear todos los peligros y amenazas desde que salían del nido hasta que llegaban a alta mar. NO TENÍAN EXPERIENCIA.

VIAJE A ÍTACA

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias. No temas a los lestrigones ni a los cíclopes ni al colérico Poseidón, seres tales jamás hallarás en tu camino, si tu pensar es elevado, si selecta es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo. Ni a los lestrigones ni a los cíclopes ni al salvaje Poseidón encontrarás, si no los llevas dentro de tu alma, si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo. Que muchas sean las mañanas de verano en que llegues -¡con qué placer y alegría!- a puertos nunca vistos antes. Detente en los emporios de Fenicia y hazte con hermosas mercancías, nácar y coral, ámbar y ébano y toda suerte de perfumes sensuales, cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas. Ve a muchas ciudades egipcias a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Ítaca en tu mente. Llegar allí es tu destino. Mas no apresures nunca el viaje. Mejor que dure muchos años y atracar, viejo ya, en la isla, enriquecido de cuanto ganaste en el camino sin aguantar a que Ítaca te enriquezca.

Ítaca te brindó tan hermoso viaje. Sin ella no habrías emprendido el camino. Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado. Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia, entenderás ya qué significan las Ítacas.

Poema de Konstantin Kavafis, poeta griego y una de las figuras literarias más importantes del siglo XX, referido al mayor viaje que todo ser humano emprende al nacer.

EL SALTO

En la Quebrada de Acapulco (México) los clavadistas suben por un empinado acantilado hasta 35 mts de altura. Desde allí realizan un peligroso salto hasta el agua en la que entran a gran velocidad.

Se requiere una gran forma física, mucha pericia y valor. Pero también saber elegir el momento. Esto es vital pues el fondo del acantilado no es muy profundo y los clavadistas han de calcular el momento exacto en que entra la ola y con ella una gran masa de agua que les permite entrar sin tocar el fondo.

Cuando el clavadista salta no hay agua suficiente, pero sabe que el agua entrará mientras vuela por el aire. Tiene la seguridad de que esto ocurrirá, aun cuando no depende de él.

En el caso de DefCom2 el salto no ha sido tan peligroso pues seguimos contando con el respaldo y colaboración de Ogilvy Public Relations, y la decisión ha venido acompañada de buena formación, mejor equipo y asumir ciertos riesgos, unos controlables, otros no tanto.

LA AVENTURA

En una de las reuniones internacionales de Ogilvy Public Relations celebrada en un hotel de Lisboa, me impresionó la visita y exposición de Pen Hadow. Explorador británico que tiene en su curriculum –entre otras proezas- haber sido el primero en atravesar andando en solitario, sin ayudas externas, desde Canadá hasta el Polo Norte: 64 días, 770 kms. Tirando de un trineo de 265 kg de peso. Era el año 2003.

Pero antes de emprender este viaje tuvo que afrontar varios retos.

Lo primero de todo era saber de dónde salir y a dónde quería llegar: trazar la ruta. PLANIFICACIÓN.

Lo segundo era la preparación de un equipo adecuado: la indumentaria precisa para resistir las inclemencias del tiempo, intendencia, material técnico de última generación, etc., siempre controlando el peso pues no contaba con más ayuda que con la suya propia. EQUIPO.

Para emprender esta titánica misión necesitaba recursos económicos, afortunadamente contó con el apoyo de patrocinadores que junto con sus propios recursos hicieron posible abordar todos los gastos. FINANCIACIÓN.

Y lo tercero y tan importante como el resto de cosas: Pen Hadow tenía LA DETERMINACIÓN.

Cuando una persona como Hadow te cuenta los pormenores de esta gesta en persona, dentro de una trabajada exposición, con los materiales reales utilizados en el viaje, planos de la ruta, cuadros y esquemas que explicaban cada uno de los pasos que hicieron posible alcanzar el éxito, el paralelismo con un proyecto empresarial era ineludible.

Han pasado casi diez años y no lo he olvidado.

Para mi esta conferencia ha sido durante años prueba de la eficacia de lo que hoy llamamos storytelling.

  1. Desafíos tecnológicos AI.
  2. Desafíos en 360.
  3. Desafíos en la celebración de efemérides
  4. Desafíos en los medios de comunicación
  5. Desafíos en proyectos internacionales
  6. Desafíos para Andalucía y el sector turístico
  7. Desafíos para conocer a un desconocido
  8. Desafíos electorales
  9. Contacto
  1. Desafíos tecnológicos AI.
  2. Desafíos en 360.
  3. Desafíos en la celebración de efemérides
  4. Desafíos en los medios de comunicación
  5. Desafíos en proyectos internacionales
  6. Desafíos para Andalucía y el sector turístico
  7. Desafíos para conocer a un desconocido
  8. Desafíos electorales
  9. Contacto